Better Call Kim

Después de todo, «Better Call Saul» terminó siendo una serie romántica. La más maravillosa historia de amor y la menos convencional historia de amor. El cigarro compartido en la cárcel entre Kim y Jimmy es el símbolo más claro de que el amor entre dos personas y la complicidad que conlleva no depende de escenarios ni situaciones, ni siquiera de personas. Para Jimmy, ese momento valía 79 años más de cárcel. Eso es amor carajo y no que te bajen la luna en palabras.

«Better Call Saul» llegó a su final, una de las mejores series de la historia. ¡Gracias Dios por ser contemporáneo!

Alejandro César Villarreal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.