Better Call Kim

Después de todo, «Better Call Saul» terminó siendo una serie romántica. La más maravillosa historia de amor y la menos convencional historia de amor. El cigarro compartido en la cárcel entre Kim y Jimmy es el símbolo más claro de que el amor entre dos personas y la complicidad que conlleva no depende de escenarios ni situaciones, ni siquiera de personas. Para Jimmy, ese momento valía 79 años más de cárcel. Eso es amor carajo y no que te bajen la luna en palabras.

«Better Call Saul» llegó a su final, una de las mejores series de la historia. ¡Gracias Dios por ser contemporáneo!

Alejandro César Villarreal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *